Hay dos días en los que nunca pienso: ayer y mañana.

lunes, 27 de julio de 2009

Me encuentro con ánimos del color de mis uñas..

Hace varias semanas que me dió por hacer esto, pintarme las uñas según mi estado moralmente hablando... pasé de amarillas a verdes, de verdes a rosas, de rosas a azul eléctrico y ahora... negras.

"Definitivamente, esto no es vida"

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Los colores pueden decir muchas cosas y otras, NADA.

    La vida es nada y a veces la nada, es vida.

    ResponderEliminar